CHOCOLATE PORTRAITS

El proyecto de la artista Laura Reiman busca promover el rol de las familias productoras de cacao en la cadena y estrechar la brecha entre productores y consumidores de chocolate utilizando el arte como lenguaje común.

Los retratos de Reiman son pintados con chocolate y se encuentran a la venta. La artista pone al servicio de los interesados la elaboración de retratos bajo pedido y la implementación de workshops para festivales y eventos donde se quiera promover la cadena de cacao de origen y chocolate artesanal de calidad bean to bar.

Asimismo invita a las empresas privadas, gobiernos locales y transformadores a sumarse al proyecto a través de actividades culturales que permitan la exposición de los retratos en galerías itinerantes, contribuyendo a cerrar la brecha entre productores y consumidores.

¨Trabajar en un retrato de chocolate es un proceso muy laborioso y lento de agregar y raspar el chocolate hasta que la persona en cuestión aparece con todos sus rasgos faciales mostrando su personalidad. Esta técnica es efímera y puede no conservarse por mucho tiempo debido a que el chocolate es un alimento perecedero. Perecedero como nosotros. Capa por capa, cálida y fría, agregando y quitando. Hasta que el material en sí parece caer naturalmente en los lugares correctos, como si los tonos y reflejos se formaran naturalmente. Este equilibrio es lo que me fascina, algo intermedio entre una forma claramente hecha por manos humanas y al mismo tiempo aparentemente afectada por los procesos naturales de los materiales utilizados. Somos la naturaleza, no hay “nosotros y la naturaleza”, sólo “nosotros como parte de la naturaleza”, por lo que todo lo que hacemos, está dominado por estos procesos, estas leyes de la naturaleza. Tenemos la capacidad de transformar las cosas, pero solo dentro de las leyes de la naturaleza..¨

Del Autor